LUGARES ARQUEOLÓGICOS EN EGIPTO

QASR EL-GHUEITA en el OASIS de KHARGA

El Templo Qasr el-Ghueita, o la "fortaleza de fuentes profundas" se encuentra a 25 kilómetros al sur de la ciudad de Kharga. Este templo, junto con el Templo de Hibis son los únicos templos construidos en Egipto durante la ocupación Persa o de los Hicsos.

Los trabajos de construcción de este templo se iniciaron en el reinado de Darío I en la cima de una colina donde había originalmente ruinas de un asentamiento faraónico del Imperio Medio.

El templo fue construido para el culto de la tríada sagrada (Amón-Mut-Khonsu), al igual que el templo de Hibis. También fue ampliado durante la época Ptolemaica entre los siglos III y I a.C.

Mucho antes de que los romanos llegaran a Egipto, este asentamiento se llamó Per-Ousekh y se cree que ha existido por lo menos desde el Imperio Medio, cuando era famoso por su vino. Los textos de las tumbas del Imperio Nuevo de los nobles de Tebas describen la excelente calidad de las uvas de los viñedos de Per-Ousekh. Las escenas de cosecha de uva acompañan a menudo a las de caza en el desierto en lugar de otras escenas de la producción de alimentos, lo cual sugiere que la uva era cultivada para el vino en los oasis del desierto en lugar de en el valle del Nilo. El vino de los oasis se vio favorecido por las cortes reales.

La fortaleza que domina la cima de la colina en Qasr el-Ghueita tal vez pudo haber servido como cuartel general de las guarniciones de soldados romanos que vigilaban las rutas del desierto ya que se encuentran numerosos edificios de adobe dentro de los altos muros fortificados. Pueden verse los restos dispersos del pueblo que ocupó las laderas de la fortaleza y hay evidencia de que la zona estaba habitada en tiempos prehistóricos.

Dentro de las murallas hay un templo de piedra arenisca amarilla que mide 10,5 por 23,5 m y ocupa alrededor de una quinta parte del espacio interior de la fortaleza. Su inicios se cree que datan de los reinados de Ahmose II (Amasis) de la Dinastía Persa XXVII y Darío I de la Dinastía XXVIII, y posiblemente procede de los soberanos Nubios de la Dinastía XXV construido en el sitio de una anterior estructura sagrada. Se accede al templo, dedicado a la triada tebana de Amón, Mut y Khonsu, por una puerta de piedra arenisca en el lado sur del muro de cerramiento. Ptolomeo III construyó un pronaos con muros de pantalla en el patio frente al templo.

De aquí se llega a una sala hipóstila, ricamente decorada en estilo ptolemaico con escenas de dioses del Nilo portando símbolos de los nomos en los registros bajos y con exquisitos capitales encima de cuatro columnas. La decoración del templo contiene los nombres de Ptolomeo III (Evergetes I), Ptolomeo IV (Filopator) y Ptolomeo X (Alejandro I). No hay ningún indicio de decoración anterior, pero se piensa que esta sala puede haber sido construida por Ahmose II. Más allá de la sala hipóstila hay una cámara de ofrendas con una escalera que conduce a la azotea, desde donde se tiene una vista panorámica del interior de la fortaleza y sus alrededores. En la parte trasera de la sala de ofrendas hay tres Santuarios en paralelo para las estatuas de culto de la tríada Tebana, siendo el más grande el Santuario de Amón, en el lado derecho. Estas paredes también están decoradas aunque ennegrecidas por el humo de los años. Al sureste del edificio principal del templo, dentro del recinto, está la fachada columnada con pantalla y otra estructura de piedra que pudo haber sido un mamissi. Delante de la puerta hay una plataforma procesional.